Aparatos invisibles


Cada tratamiento tiene una duración promedio de 12 a 18 meses, pudiendo extenderse de acuerdo a la complejidad de cada caso.

Invisibilidad

Las placas de los alineadores son transparentes, virtualmente invisibles.

Higiene

Son removibles, lo cual permite quitarse las placas para comer, cepillar los dientes, etc.

Comodidad

La calidad de su material garantiza la flexibilidad y previene las urgencias causadas por los alambres de los aparatos convencionales.

Previsibilidad

Otra de las grandes ventajas de la sofisticada tecnología utilizada, ya que previo al inicio de la ortodoncia se elabora un plan de tratamiento virtual que le permite ver al paciente los movimientos que se irán dando en cada etapa.